Marketing basura

febrero 20, 2011 § Deja un comentario

A veces las empresas motorizan innovaciones en los social, aunque desde un management tradicional y no adaptado, lo hacen ofreciendo “menos por menos”, y en los mejores caso ofreciendo “más por menos”. Pero muchas veces su intención es solo económica, y algunas veces esa intención es en perjuicio de la comunidad, y ahí es donde resulta condenable, porque que apunten al profit es lógico, pero que lo hagan en desmedro de lo comunitario no es aceptable.

La sensación que tengo es que el negocio de la basura es tan extraordinario, y tiene tantos intereses creados, y tanta ganancia para empresas y gobiernos, que se lo deja ahí, pudriéndose. Creo que con esta movida (*) de las bolsas en los supermercados empezamos por el medio. La verdad sea dicha: me parece un cuento.

(*) Nota: En la mayoría de los supermercados fomentan la utilización de bolsas ecológicas (y changuitos, muy fashion por cierto!) para que la gente lleve su compra. Lo hacen desde un lugar pro-verde, apuntando a la conciencia ecológica de los consumidores. (Recuerdo el video del leon indignado por la muerte de su cría por comerse una bolsa)

En realidad, y para serles franco, me parece una buena idea, porque reducir el consumo de bolsas me parece acertado, aunque insuficiente, y no de este modo, sino como complemento de una política conjunta y general del tema central, y del que no se habla: el reciclado de la basura.

La mayoría de la gente utiliza las bolsas que le dan en el super para embolsar y tirar su basura. Cuando yo era chico, se compraban bolsas de residuos, pero con el advenimiento de los supermercados, se comenzaron a utilizar sus bolsas para poner la basura. Así que inicialmente, si no tenemos las bolsas del super, tendremos que comprar bolsas de residuos, no?

Y ahí es donde me pongo a pensar que esta iniciativa, tiene beneficiarios del lado de las empresas que aparte de no tener que comprar, y regalar bolsas, ahora aumentarán sus ventas, porque a las personas no nos queda otra opción que embolsar nuestros residuos. Lo que antes era gratis, ahora hay que pagarlo, y de la ecología ni nos acordamos.

La única forma de que esto funcione es empezar por el principio, esto es, con una política de recolección de residuos, que obligue a separar por tipo de basura, con contenedores comunitarios, lugares especiales para llevarla, re-utilización de ciertos residuos, etc, etc, etc…. que no tengo muy claro porque no soy un especialista en el tema (aunque los hay), pero de lo que estoy seguro que la campaña de los supermercados es puro cuento, o en el mejor de los casos: solo marketing verde, sin fundamento, y su impacto sino nulo es negativo.

Y entonces, sin necesidad de demasiadas bolsas, porque la mayoría de los residuos se reciclan, la iniciativa cobra sentido, se reduce el consumo de bolsas y todos más contentos.

(Quizás, y no quiero descartarlo, las empresas siguen una tendencia mundial, que aunque apresurada, presione a la generación de estas políticas. Ojalá!)

Anuncios

Etiquetado:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Marketing basura en Apuntes para buscar conciencia.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: